La colección de la discordia


La colección que Donatella Versace ha creado para H&M ha llegado cargada de polémica
Escenas tropicales, laberintos geométricos, colores impactantes, cuero y tachuelas. Así podemos resumir en una frase la colección que Versace ha ideado para H&M. Se trata de una colección exclusiva que solo se podrá encontrar a partir de este jueves 17 de noviembre en algunas tiendas de la cadena sueca.
El reto es superar el éxito cosechado por anteriores colaboraciones, pero viendo lo que ha ideado la firma de la medusa va a ser complicado que las ventas superen a las cosechadas por Karl Lagerfeld o Lanvin. Digo esto porque llevamos algunas semanas con las imágenes de la colección dando vueltas por la red y por regla general no es una colección que haya enamorado. Hay otros que apuntan a que es Versace 100% y que quizás el público se había creado unas expectativas irreales de lo que sería esta colaboración.
Me resulta una colección complicada de poner. Si nos centramos en las prendas masculinas hay que hacer un considerable esfuerzo para elegir un conjunto completo y no caer en la absoluta provocación. Sí que hay prendas sueltas interesantes que seguro serán las que primero desaparezcan de los percheros el día del lanzamiento de la colección.
Repasemos los tres pilares de la colección: los estampados, la piel con remaches y la línea de vestir.
Una de las prendas que más me ha gustado ha sido la espectacular cazadora de piel de corte roquero y con tachuelas en la solapa haciendo el dibujo de su tradicional greca. A juego con ella encontramos un cinturón con la misma greca hecha con remaches, un pantalón corto con pinzas y greca en el lateral y hasta un par de calcetines.
Por otro lado tenemos uno de los frentes más polémicos: los estampados. Durante todos estos días los ‘versacistas’ acérrimos me han intentado convencer de que eso es lo que mejor sabe hace la firma italiana y que sin llamativos colores ni estampados imposibles no tendríamos el sello Versace. Reconozco que es el punto que más me cuesta digerir. Puedo pasar por el estampado de palmeras en verde y azul, pero a lo que no consigo verle el sentido es a ese conjunto de estampado geométrico en blanco y negro que irremediablemente me evoca reminiscencias africanas.

Lo mismo me ocurre con la cazadora de corte universitario, cuerpo negro y mangas estampadas. Le doy una vuelta, dos y tres y no me acaba de convencer.

Por último entramos en la línea más formal, la compuesta por trajes, pantalones de vestir y blazers. Aquí nos han dado una de cal y otra de arena. Me ha encantado la americana negra, con un único botón y solapa tipo esmoquin. Con el total look fucsia me he quedado sin palabras. Me pregunto quién será capaz de plantarse en algún evento, gala o celebración llevando este discreto traje. Incluso tenemos los zapatos a juego.

Como se puede ver es una colección que no ha dejado a nadie indiferente. Todo el mundo la ha comentado y seguro que este jueves todos haremos lo posible por pasarnos por H&M y ver en persona qué nos ha creado Donatella.

2 comentarios:

miauuumiauuu dijo...

Pues la verdad es que esta nueva colección no me llama mucho, por supuesto que tiene muchas más prendas y accesorios que en anteriores, pero no me ha creado ninguna necesidad de comprar.
A parte de que claro está, los precios los han subido mucho, por muy Versace que sea, sigues comprando en H&M.
En fin, mañana es el gran día, pero a mi ciudad no llega nada, otra cosa que H&M debería de solucionar.

Un beso!

Soraya dijo...

pienso más o menos igual que tú, en la colección de chica hay alguna falda o vestidos bonito, pero ya está. La linea colorida esa, con estampados a mí me parece más bien fea, jaja, en fín... para gustos...